Un espectáculo que fusiona tres importantes artes, teatro, circo y cabaret. Teatro, porque tiene una historia basada en un guión; Circo, porque se tiene una temática para poder contar las historias desarrolladas acrobáticamente y Cabaret, por lo sensual de algunos de los números, por la reacción e interacción con el público, el contacto directo y el humor.

La mirada, es directa y clara hacia el cine a blanco y negro y las películas de terror y suspenso de época. La música también tiene su mención especial, ya que son utilizadas una infinidad de melodías de corte clásico que nos transportan a ese mundo de ultratumba que nos pone la piel de gallina.

Todo comienza una noche de tormenta sobre el cementerio de los horrores. A lo lejos se oye acercarse un tren, que se aproxima, entre silbatos, vapor y el chirriar de sus frenos.

De éste desciende un singular pasajero con su maleta en mano. Parece perplejo y confundido, y es que es evidente su equivoco en la parada seleccionada ya que se ha apeado justo a la entrada de un antiguo cementerio que le hiela la sangre.

Imágenes de piedra, gárgolas y lápidas, aullidos de lobos y gritos desgarrados terminan por acongojar a nuestro personaje que comienza su interminable huida perseguido por las mil y una bestias de El Circo de los Horrores que buscan convertirle en uno de ellos.

Los números y el desgranar de muchos personajes de pesadilla inundaran la pista persiguiendo a este mortal. Su viaje no tiene retorno.

El miedo, la tensión y las visiones espeluznantes se hacen intensos como si ya fuera uno de los relatos de Alan Poe o de H.P Lovecraft Stephen King (genios de la narrativa del terror que fueron utilizados para crear estas historias).

Y es que no hay miedo mas intenso que aquel que no se ve pero se intuye, como así sucede infinidad de veces en El Circo de los Horrores.

Finalmente el personaje cae en las garras de la exuberante vampira que clavará sus dientes en la yugular de la victima, mientras las notas se desangran en un festivo vals de sangre, que toda la compañía secunda.

Y aquí, hace su aparición Nosferatu transformado de hombre a monstruo en plena pista. En directo, el hombre se ha transformado en monstruo y éste en el rey de la poética del horror… Nosferatu es el vampiro de la noche.


Teatro Moliére

Moliére 328, Col Polanco

A PARTIR DEL 13 DE OCTUBRE

No recomendado para menores de 10 años

HORARIOS DE ESPECTÁCULO

Miércoles y Jueves: 20:30 hrs

Viernes: 21:00 hrs

Sábados: 18:00 hrs y 21:15 hrs

Domingos: 17:00 hrs

HORARIO DE TAQUILLA

De Lunes a Domingo

11:00 hrs a 14:00 hrs

16:00 hrs a 20:00 hrs

PRECIOS

De $400 a $900