Chencha Berrinches esta de vuelta con el tema “ENDLESS WINTER”, producido por el legendario Sax, de La Maldita Vecindad.Este es el primer corte promocional de lo que será su nuevo album de estudio, Hecho en México, que verá la luz en 2017.

Creadores de su propio genero musical, Chencha Berrinches surgió durante 1996, en South Gate California, como un pretexto para no asistir a clases. Como una verdadera democracia, el grupo forjó su identidad a partir de la diversidad de influencias que cada músico tenía. De ese híbrido nació el mexiSKA, una combinación de metal,ska,rock y punk, hasta entonces poco explorada.

Con una personalidad muy definida y un sentido del humor muy mexicano, el grupo no tardó en hacerse de un extenso fanbase, luego de autoproducir su disco debut, titulado A LO QUE TE TRUJE CHENCHA, un disco que destila autenticidad por todos lados.

Luego de un cambio de alineación y de girar por Europa con el disco Cada loco con su tema, Armando “Don Diavlo” Ramos, decide tomarse un “break” para re-estructurar a la banda y componer un nuevo material en compañía de Danny Cortés, sax, guitarra y voz de Chencha Berrinches.

El resultado de esta nueva aventura es el EP que te presenta “Chencha Berrinches: Hecho en México.” Una producción musical de cuatro tracks, producida por Sax de La Maldita Vecindad donde destaca crecimiento y evolución musical del ahora cuarteto argentino.

“Endless Winter” es el primer sencillo promocional, al que acompañan con un video clip producido, dirigido y editado por Tuco Guns (Victimas del Dr Cerebro) Marco Estrada (Goya Films). Como su nombre lo sugiere , “Endless Winter” habla sobre la incertidumbre de no saber a donde ir, de la confusión de estar atrapado en un lugar mental que parece no tener fin.

Armando “Don Diavlo” Ramos (Batería), Danny Cortés (Guitarra, Sax, Voz), Agustín García (bajo) y Ernesto Ramírez (guitarra), le dan forma a la alineación actual de Chencha Berrinches. Una alineación con la madurez de su lado, pero no por eso menos potentes y enigmáticos.

Chencha Berrinches asume la evolución como una constante en su carrera. En Hecho en México, declaran sus intenciones sonoras de manera natural, honesta y sin reservas, manteniendo la irreverencia como bandera de su creatividad sonora.