Texto por: Edson Alex Rivas @edalets

Fotos Cortesia: Ocesa

Muy puntual a la cita Natalia Lafourcade comienza el show en el Teatro Metropólitan, dando la bienvenida  con un escenario austero con mucho juego de luces en tonos azul y violeta acompañado de sus músicos: “metales y vientos, batería, bajo, percusiones, teclados, sintetizadores y guitarra” iniciando con: “Vamonos negrito” haciendo una noche romántica, que, pintaba a nostalgia le seguía “Antes de huir” y muy temprano una de las esperadas “Hasta la raiz”  ovacionada y cantada de principio a fin por todos los presentes, al igual de cada comentario sarcástico  interpretado   por Natalia entre canción y canción.

Llegó el turno para una de las consentidas “Amarte duele” y le seguía la clásica “En el 2000” pero para interpretar “Elefantes” fue presentada con una anécdota “de un ex novio que quería casarse con ella a muy temprana edad y por miedo al compromiso tuvieron que separarse” dicho por la misma Natalia.natalia-lafourcade-teatro-metropolitan

“Amor de mis amores” uno de los temas que mas atención prestaba el publico por la forma de interpretación de  Natalia ligada con “Azul” y para “mi lugar favorito invito a una niña al escenario a bailar  y de  ahí continuo el baile con “Limosna” y “Aventurera”.

natalia-lafourcade-teatro-mtropolitan-7

Era el momento para otra más de dolor, compuesta en forma de protesta  para la mujer por la que  termino con su ex novio: “Ella es bonita”.

natalia-lafourcade-teatro-metropolitan-3

Después del encore compartió dos temas inéditos en sus giras y por primera vez se tocaban en vivo, para el cierre dio paso a los macorinos invitados de lujo de los cuales esta enamorada Natalia por la forma de tocar acompañandola para interpretar “Tu me acostumbraste” y “Soledad y el mar”. 

natalaia-lafourcade-teatro-metropolitan-8