Texto y Fotos por: Edson Rivas

@edalets


Una edición más del Holi Festival of Colours fue la que se vivió en el deportivo presidencial Lomas Altas y como ya es tradición la mayoría de la gente reunida iba preparada para una tarde y noche de música electrónica llena de colores y buena vibra, las puertas se abrieron a las 13 hrs.

La mayoría de los asistentes traían vestimenta blanca para vivir la experiencia de la lluvia colorida que se realizaba a cada hora y a cada cambio de talento y así poder llevarse un grato recuerdo estampado en su ropa.

Algunos presentes corrían con suerte y les regalaban polvos de diferentes colores y la playera oficial del evento en la entrada, eso sí, dependiendo el costo del boleto adquirido y si no, los podías comprar en el interior del Festival.

Un escenario majestuoso en forma de espiral con pantallas de plasma  le daban vida a la música de Jorge Nava, que no dejo de sonar de principio a fin mientras los DJs.restantes nos deleitaban con variedad de temas diversos como “The Wall” de Pink Floyd en versión electrónica.

Mientras se acercaba la noche la lluvia de polvos perdía visibilidad pero no dejaban de caer, ahora la atracción principal se la llevaría el escenario y dos botargas en forma de dragón luminadas que desfilaban por todo el lugar y formaban parte de las miles de selfies, pues todo mundo quería llevarse un recuerdo en su móvil.

Ya para el cierre el Dj. Sander van Doorn  Nos regaló una postal a lado de una luna llena con un frío que ya ni se sentía gracias a la energía que se vivía y la emoción de ver la bandera de México levantarse en varias ocasiones en primera fila llevándose los aplausos y gritos.

Cabe mencionar que el Holi Festival of Colours es digno de presentarse en México ya que da la vuelta al mundo esperando su regreso el próximo año.