La gira Greatest Hits de David Garrett por México suma más conciertos, ante la fantástica respuesta de sus seguidores. A la fecha previamente anunciada del martes 1 de marzo en el Auditorio Nacional, se abre una más para el miércoles 2 de marzo. Además, el prodigioso violinista alemán visitará Mérida por primera vez el domingo 6 de marzo, en el Coliseo Yucatán.

La preventa Banamex para este nuevo recital en el DF será el jueves 10 y el viernes 11 de diciembre, y la venta general inicia el sábado 12 de diciembre, en el sistema Ticketmaster y las taquillas del Auditorio Nacional. Para la fecha de Mérida, la venta iniciará el jueves 10 de diciembre, en el sistema Eticket.

Luego de haber debutado en plan grande en México, con sus dos visitas de 2014 con boletos agotados, David Garrett regresará a nuestro país  con una gira que promete ser explosiva. El virtuoso instrumentista vendrá con un álbum nuevo, titulado Explosive, y también hará escala el viernes 4 de marzo en el Auditorio Banamex de Monterrey y el sábado 5 de marzo en el Auditorio Telmex de Guadalajara.

El artista germano regresará para mostrar su poderosa fusión entre el rock y el pop con la música clásica. En el disco Explosive, Garrett combina su brillante ejecución con ritmos electrónicos para transformar éxitos de Ed Sheeran, Eminem, David Guetta y Metallica en nuevos cortes instrumentales muy poderosos, emotivos y llenos de vitalidad. Por primera vez en su carrera, este álbum está mayormente integrado por composiciones originales de David, además de populares temas clásicos.

Muchos de los cortes del disco tienen una vibra totalmente rítmica. “Creo que es de lo que se trata este disco: es un material divertido, positivo, de alta energía”, dice Garrett.

Poseedor en 2008 del récord Guinness como el violinista más rápido del mundo, Garrett presentará con su banda selecciones de los álbumes que lo han colocado en los primeros sitios de ventas a nivel mundial, como Encore, Classic Romance, Legacy, Rock Symphonies y Music.

Con sus valiosos violines del Siglo XVIII, incluye en sus shows cortes como Master of Puppets, de Metallica; We Will Rock You, de Queen, y Viva la Vida, de Coldplay. También da espacio al Nocturno de Chopin, Scherzo de Beethoven, y su famosa versión de Hey Jude, de The Beatles.

Con su estatus de estrella internacional, Garrett (cuyos ídolos van de Jimi Hendrix y Jimmy Page a sus maestros Itzhak Perlman e Ida Haendel) le ha inyectado nueva vida al género clásico.

En 2013 cumplió un sueño al interpretar al virtuoso italiano Niccolò Paganini en la película El Violinista del Diablo, de donde derivó el disco Garrett vs. Paganini, en el que colaboraron Andrea Bocelli y Nicole Scherzinger.

Garrett tuvo su primer violín a los cuatro años de edad y su primera actuación con la Filarmónica de Hamburgo fue a los 10. A los 13 años se convirtió en el artista más joven en ser firmado por el sello Deutsche Grammophon.

En 1999, en la cima de su carrera como violinista clásico, decidió cambiar de ruta, mudarse a Nueva York y estudiar musicología y composición en la famosa Julliard School. Con este antecedente, se impuso el reto de conciliar excelencia y fama, tradición y modernidad.

Aunque nunca ha dejado de ofrecer conciertos clásicos tradicionales, comenzó a grabar piezas de su otra gran pasión: el rock.

El tiempo le mostró que estaba en lo correcto. Por ello, nunca ha querido etiquetar la música: “Para mí, los Paganini, Liszt y Chopin del Siglo XIX fueron los primeros rockstars del mundo. Bach hizo arreglos de obras de Vivaldi y Mozart lo hizo con marchas turcas. Beethoven quería encantar a las masas también, empleando recursos musicales para ese fin. Grandes compositores siempre han incorporado elementos que fueron populares en su tiempo y no hay nada que reprocharles. Por el contrario”, considera.