Texto: Aline López
Fotos cortesía: Jose Jorge Carreon


Jorge Siddhartha inició “El vuelo del pez” allá por el  2014.  Viaje que guardaba un sinfín de sorpresas a culminar en uno de los escenarios que todo músico quiere pisar: El teatro Metropólitan.

Camilo VII fue la banda telonera que se encargó de calentar motores en los presentes. Y que buena apertura, puesto que nadie dejaba de corear las canciones; una buena mezcla de percusiones y sintonizador hicieron bailar a todos, y al cierre la alineación agradeció a Siddhartha por darles la oportunidad de ser parte de esta noche, ya que el público los recibió con muchos aplausos y peticiones que no pudieron ser cumplidas en su totalidad.

“Quizá volar hacia un sueño. Quizá ahora estemos volando”, fueron las palabras previas que se escucharon durante la proyección del video en la pantalla que enmarcaba el escenario para así recibir uno a uno a los integrantes de Siddhartha, y poner al público de pie para recibir con gritos y un “te amamos” dirigido a Siddhartha.

Metropolitan Siddhartha

“Al anochecer” fue la canción que arrancó con la despedida de este vuelo, para dar paso a una memorable melodía: “Sacúdeme”, una de sus canciones con las que se diera a conocer en el MySpace.

“Buena noche, un placer encontrarnos; es indescriptible”, fueron las palabras para presentar “Infinitos”, el sencillo más reciente de su nuevo álbum, ligada con “El deshielo”.

Con los ánimos encendidos y un Metropólitan lleno, llegaron los primeros invitados de la noche: Camilo Séptimo fue quien ayudó a interpretar -junto a Coe, el vocalista- “El aire”, y aunque el micrófono se vio opacado por las ovaciones del público, esto no dejó que la canción se interrumpiera porque fue un incentivo para animar la noche, y dar paso a  los “Ecos de Miel”.

Con estos ecos llegó la canción que evocaba al álbum al tener reunidos a todos en este espacio, uno que se convertía en un mar donde las nebulosas se movían al compás de las guitarras y de “El Vuelo del Pez”.

Siddartha

Entrados en ambiente Siddhartha agradeció a todos la reunión de esta noche: “Venimos a escuchar toda la energía que acumulamos en el año. Les agradezco mucho, es un gran regalo, y toda esta energía la vamos a aventar hasta allá y va a venir de vuelta, y vamos a hacer una gran bola de energía”.

Ahora sí! tenemos a Juan Pablo Vega, el segundo invitado de la noche, que aparecía en el escenario para acompañar con su guitarra acústica y cantar “Camaleón”, y con una energía que brincó por todo el lugar a lado de grandes músicos que representan muy bien a la escena de rock en español.

SIDDHARTHA

La noche transcurría larga y llena de estrellas para poner en des-“Control” a todo el público, y es que esta canción no necesitó presentación, pues con los primeros acordes todo el Metropólitan se puso a brincar al ritmo de Siddhartha, que rápidamente tiró “Nunca es nunca”, y mientras sonaban los instrumentos, uno a uno los integrantes abandonaron el escenario, momento oportuno para hacer un cambio en el ya mencionado; las expectativas fueron altas, y la duda mayor, por lo que se dejó escuchar la voz del tapatío: “Voy a tocar una de las canciones que tienen un simbolismo para mí. Es una canción que le escribí a una de las personas que me dio un empujón para llegar hasta aquí”. Y en un viaje entre estrellas y la luna, la  “Nube” que envolvía a Siddhartha con su guitarra acústica, y el público que se conmocionaba con cada una de las frases que salían desde el fondo del intérprete.

Con esta noche de romanticismo, acústica y complicidad, los músicos se unieron a la festividad de luces y sonidos para hacer una unión al unísono de “En Silencio”, “Humo y “Volver a ver”. Y entre gritos llenos de ánimos por más espectáculo, el telón se cerró tras una increíble conexión con el público y todos se vieron los unos a los otros con desconcierto: “Why You?” fue la sorpresa.

“¿Cómo están?, ha sido una grata sorpresa que la casa esté llena hoy; con mucha compañía. Después de un ciclo, tocamos en muchos lugares y regresamos al punto donde empezamos: con ustedes”. Y entre frases que se robaron de sus aficiones, de aquellos que han estado ahí desde el primer sencillo, “Domingo”, se notaron.

Siddhartha...

Tras este gran coreo telonero de lo que aún estaba por venir, saltó al escenario Luis Humberto (voz de Enjambre) acompañando a Siddhartha, e interpretar “Bacalar”, primer sencillo de este álbum. Y al concluir “El poema y la caja” que se convirtió en un “Don´t let me down”, dejando su sello.

SIDD Y NAVEJAS

“Nos despediremos de ustedes por un tiempo. Nos vamos a hacer un nuevo disco que está quedando bien chingón”; “El vuelo del pez cerró un ciclo, una etapa que estamos culminando hoy, gracias por haber venido”, dijo el cantautor.

Este viaje del “Vuelo del pez” hizo que a cada uno de los ahí reunidos un “Náufrago” de la noche y de la música, desapareciera entre sus olas. Y así,  la velada apuntó a su final, no sin antes dejar a todos disfrutar de “Nada y “Energía”, con la cual compartieron escenario con Technicolor Fabric.

SIDD Y TECHNICOLOR

Una noche llena de amigos, sorpresas y energía, para cerrar un año hecho de giras y viajes por el país, fue un año que se cerró para Siddhartha con muchos éxitos y un hasta pronto de los escenarios.

Siddhartha M.

Bueno. Ahora si nos vamos a despedir esperando vernos muy pronto. Los voy a extrañar un chingo. Gracias a todos. Espero que la hayan pasado tan bien. Dimos todo lo que teníamos y fue para ustedes, nos vemos a la próxima” citó Siddhartha

Y así tras escuchar “Loco”, los invitados de la noche brincaron al escenario para despedir la velada que quedará para el recuerdo, pero muy especialmente en la memoria del oriundo de Guadalajara  Jorge Siddhartha, quien en la despedida del “Vuelo del Pez”, dejó volar toda su imaginación haciendo de ese concierto una grata experiencia de emociones atadas por la música, porque como diría él: “La vida es un soundtrack”.

siddhartha T.metropolitan