Texto y Fotos por: Paola Huezo

@paolahuezo


Lemongrass, un grupo de 7 niños, fueron los encargados de abrir el concierto de los OV7 y Kabah.

Presentados por Ari Borovoy proyectado en las pantallas del lugar, mencionó que éste grupo de pequeños son la nueva generación que revolucionará al género del pop.

Para dar inicio a la presentación número 12 en el Auditorio Nacional,  en las pantallas del fondo del escenario se proyectaban imágenes de cada uno de los integrantes de los grupos, entre ellos Kalimba, quien se sumó a la gira en esta fecha.

“Casi al final” fue la encargada de abrir el concierto, iniciando de la mejor manera, pues la gente se puso de pié y no se sentó hasta el final.

Durante el concierto se escucharon canciones como “Antro”,  “No es obsesión”, “Mai Mai”, “Florecitas”, “Te necesito”, “Un pie tras otro pie”, entre otras, dándonos un paseo por la montaña rusa de los recuerdos y emociones, pues todas las canciones fueron coreadas y bailadas de principio a fin.

Sin duda uno de los momentos más emotivos de la noche es cuando OV7 interpreta “No me voy”, tomados de la mano y al frente del escenario provocan lagrimas en el público y ellos lloran también. Pero ahí no se acababa el sentimentalismo, pues Kabah entraba para “Estaras”, canción que no logro que las lágrimas se quedaran quietas.

Para barrer un poco la nostalgia, Dani Magún (Kabah) y Oscar Schwebel (Ov7)hicieron un ejercicio de pasarela bastante cómico y así pudieron seguir con el buen ambiente.

“Mas que amor”, “Aum aum”, “Encontré el amor” y “Prohibido quererme” nos regalaban a un Kalimba lleno de energía positiva, sonrisas, baile, y entusiasmo, pues se veía que disfrutaba como nunca compartir el escenario de nueva cuenta con sus hermanos los OV7, tanto que los pequeños errores se veían como aciertos.

De pronto, la sorpresa de la noche, los Kabah aparecieron en la parte de arriba del auditorio, y unos cuantos de los Ov7 en la parte de abajo, la gente se volvía loca, no sabía para donde voltear, solo tiraba flashes a como diera lugar.

Sonaba “Al pasar” y para sorpresa de muchos esta canción estaba destinada a los hombres de ambos grupos, cosa que a las mujeres les encantó, sin esperar que a 2 minutos de terminar la canción los hombres dicen que la mujer que se quite mas rápido el brasier subirá al escenario, la afortunada es sentada en una silla, todos le bailan muy sexy y unos hasta hacen que los toque, Kalimba le regala una rosa blanca y le besa la mano, el último en pasar es Ari Borovoy, quien después de un baile sexy le da un beso en la boca.

Ambas agrupaciones pensaron en todo, pues hubo un popurri de canciones en versión banda, uno solo de Kabah, uno solo de los OV7 y hasta de Vaselina, así que todos se irían satisfechos.

Se acercaba el cierre pero antes, había que darle la bienvenida oficial a Kalimba y que mejor que Mariana, Oscar, M’Balia, Ari y Erika para hacerlo.

“Enloqueceme” y “Vive” encaminaban a los cantantes al Encore, para regresar todos vestidos de blanco y cerrar el auditorio #12 con “Te quiero tanto”, “La calle de las sirenas” y “Mírame a los ojos”.

Sin duda ver a dos grandes grupos como lo son OV7 y Kabah juntos en el escenario, no puede significar más que energía pura y diversión, y así lo demostraron, pues ni con un set list de 29 canciones, ni con más de 15 coreografías los veíamos cansados o fastidiados, sino todo lo contrario, cada paso marcado y cada nota alcanzada era reflejada con una sonrisa en su rostro.

OV7 KABAH 4

OV7 KABah

OV7 KABAH3OV7 KABah 2

OV7 KABAh