Caifanes regresa a la Ciudad de México para ofrecer un emotivo y poderoso concierto en las instalaciones del Palacio de Los Deportes. La cita para esta gran noche será el viernes 11 de diciembre. Habrá preventa Banamex los días 21 y 22 de septiembre.

La emblemática banda del rock nacional y Latinoamericano, llegará con sus inmortales clásicos como Mátenme porque me mueroVientoLa célula que explotaDetrás de tiLos dioses ocultosNubesNo dejes queAyer me dijo un ave Antes de nos olviden, y mucho más.

Desde su nueva reunión en abril de 2011, Caifanes ha logrado convocar a más de dos millones de seguidores.

Su primer concierto fue el 11 de abril de 1987, Caifanes lo relata así:

“Recordamos el ambiente que nos rodeaba, un ambiente nuevo en

sensaciones y espacios. Aunque todos ya habíamos participado en

“tocadas” (no precisamente conciertos) esa tocada sería diferente.

Había cierto misterio y asombro, algo muy poderoso.

Sabo llegó un día a mi casa, relata Saúl, a decirme que ya teníamos una tocada.  Nuestra primera tocada sería en Rockotitlán. De ahí mismo, le

marcamos a Diego. Nuestras eternas compañeras de lucha ya estaban

listas “Mátenme porque me muero”, “Será por eso”, “Amanece”,

“Cuéntame tu vida”, prácticamente todo el primer disco ya estaba

vivo, aunque no estaba grabado todavía. Con canciones dirigidas y

hechas nuestras, nos subimos por primera vez ese 11 de abril de 1987

al pequeñito pero inmaculado escenario de Rockotitlán.

 

Todavía recordamos nuestros trajes negros, las cabezas despeinadas

y abultadas, delgados como espíritus tocábamos ésta música que

nos ha dado un espacio en el tiempo. Los teclados anunciaban una

misa sin santos y el bajo gritaba cada vez que la batería golpeaba el

recinto con su fuerza. La guitarra lucía su propia intimidad sónica,

sin virtuosismos ni protagonismos, mantenía esa línea fina y

delgada donde los colores se vuelven acordes y sonidos. Las letras

marcaron un tatuaje entre los presentes logrando así el aullido de la

raza.

 

Coreando las canciones que en ese momento estaban naciendo entre

los aliados. El aullido sonaba así…! Mááátenme porque me

mueroooo….! Te estoooy miraaaaandoooo…!!!! Cuéééntame tu

vidaaaa…!!, cuéntameeelaaaa todaaaa, dime si estoy vivo si todavía

respiro”.

 

Así, en ese escenario, el rock mexicano dio luz a una banda llamada

Caifanes. Una banda que va más allá de los lugares comunes o los

estereotipos. Una banda que se aleja del protagonismo y busca

simplemente su identidad; su propio espacio en el tiempo.

 

“Hoy seguimos viviendo. Seguimos respirando ese primer suspiro que

ha durado tantos años y que cada vez que subimos al escenario se

manifiesta brutalmente. Hoy sigues ahí raza como el primer día, como

el último.

 

Gracias por crecer juntos.

Vamos más allá de lo que ves!!!!!!!!!

 

Con cada mirada, con cada suspiro, cada vez que tú cantas, vive

Caifanes.”

La evolución y los cambios siempre han sido parte de su historia, pero las constantes nunca han cambiado: la música y la entrañable magia que varias generaciones comparten y llevan tatuadas en el corazón.

Caifanes extiende y contagia estas renovadas fuerzas, pasión y entrega, dentro y fuera del escenario; canción a canción, concierto a concierto, en comunión con su público, tal como lo han mencionado en recientes declaraciones:

“Cuando va Caifanes a tocar a alguna ciudad,

el espectáculo más grande en los conciertos es

el público, la raza. Creo que Caifanes es un

pretexto para reunirnos, cantar y generar esa

energía que sólo ahí podemos sentir.”

Sin duda, su legado musical se ha esparcido por todos los rincones, hoy en día no hay grupo, solista o proyecto nuevo, que no haya sido influenciado por la música de Caifanes.

Un gran ritual, una gran comunión, una gran noche se vivirá el próximo viernes 11 de diciembre en el Palacio de los Deportes. Los boletos estarán en preventa Banamex los días 21 y 22 de septiembre. Mientras la venta al público en general comenzará a partir del 23 de septiembre.