Texto por: Paola Huezo 

@paolahuezo


Sin duda Emmanuel y Mijares son dos grandes del género, motivo suficiente para dejar una inigualable sonrisa en cada rostro de los miles de fans que asistieron al Auditorio Nacional para disfrutar del Two’r amigos 2.

El escenario, imponente, una pantalla gigante en el fondo, escaleras al centro y a los costados más de 10 músicos y un cuarteto de coristas. El concierto daba inicio, comenzaron a sonar las notas, “Tu y yo” como primer canción y el escenario cada vez se iluminaba más, dejando ver que cada escalón formaba parte de una pantalla, la del fondo proyectaba diferentes visuales, todo era un conjunto prometedor, pero nada estaría completo sin ese dueto. Las escaleras se abrieron hacia los costados dejando ver una nube de humo y entre ella Emmanuel y Mijares.

Después de cantar 3 canciones juntos, el escenario era solo para Mijares, el cual nos regaló un popurrí con sus mas grandes éxitos y al terminar, Emmanuel nos deleitó con un popurrí, dejando en claro que uno no es más que otro.

El dueto abandonó el escenario por unos minutos y mientras regresaban, los músicos daban una introducción para escuchar “Corazón de Melao”, le siguió “Baño de Mujeres” .

De nuevo era el turno de Mijares, “Soldado del Amor”, acompañado de bailarinas con un atuendo militar, que dejaba muy poco a la imaginación y soldados (cada uno con una bandera roja), “Te Prometí” y “Si me Tenías” enchinaron la piel de todos los presentes, dejando el escenario para recibir a Emmanuel, que sorprendió al aparecer con unos zapatos brillantes en color azul, pues la canción que sonaba era “El Rey Azul”, dejando el escenario en manos de Mijares, para interpretar “Hay que arrimar el alma” dándole un toque especial.

Después de una introducción de teclado y sax, el dueto del pop, cada uno con una guitarra salieron para la parte acústica de la noche, ellos en el centro y acompañados de percusiones hicieron brillar el escenario con “Esa triste guitarra”  y ” El breve espacio”,  no sin antes agradecer al público por el apoyo incondicional, “No Hace Falta” y “Enséñame” (tema que dedica Emmanuel a Dios y a la Virgen) son los últimos de este bloque.

“Bella Señora” era la siguiente de la lista, acompañados nuevamente por las bailarinas.

Las mujeres se volvían locas al escuchar “El privilegio de Amar” y “Uno entre mil”, ambas en voz de Mijares.

El final se veía venir pero no importaba porque todos y cada uno de los presentes disfrutaban ese derroche de energía sobre el escenario, “La vida caminaba sola” en voz de Emmanuel, y “Sentirme Vivo” interpretado por ambos.

“Chica de Humo” comenzaba cuando de nuevo Emmanuel sale al escenario con unos zapatos brillantes ahora en color rojo  y “Séptima Luna” que fuera ovacionada por el público al ver la silueta de Emmanuel en la Luna (proyectada en la pantalla al fondo del escenario).

El cierre era de esperarse, con un vestuario bastante formal y delicado en blanco y negro, Emmanuel (portando unos zapatos brillantes en color plata) y Mijares, acompañados de las guitarras al centro del escenario interpretaron “Toda la Vida” jugando con diferentes ritmos para llevar la energía del público de menos a más.

Así fue como este dueto del pop hizo de la noche del pasado jueves 24 de septiembre una gran presentación.